Inicio
Propiedad Pública - Apropiación Social del Conocimiento. Propiedad Pública - Apropiación Social del Conocimiento. Propiedad Pública - Apropiación Social del Conocimiento. Propiedad Pública - Apropiación Social del Conocimiento. Propiedad Pública - Apropiación Social del Conocimiento. Propiedad Pública - Apropiación Social del Conocimiento. Propiedad Pública - Apropiación Social del Conocimiento. Propiedad Pública - Apropiación Social del Conocimiento. Propiedad Pública - Apropiación Social del Conocimiento. Propiedad Pública - Apropiación Social del Conocimiento. Propiedad Pública - Apropiación Social del Conocimiento. Propiedad Pública - Apropiación Social del Conocimiento. Propiedad Pública - Apropiación Social del Conocimiento. Propiedad Pública - Apropiación Social del Conocimiento. Propiedad Pública - Apropiación Social del Conocimiento. Propiedad Pública - Apropiación Social del Conocimiento. Propiedad Pública - Apropiación Social del Conocimiento. Propiedad Pública - Apropiación Social del Conocimiento. Propiedad Pública - Apropiación Social del Conocimiento. Propiedad Pública - Apropiación Social del Conocimiento. Propiedad Pública - Apropiación Social del Conocimiento. Propiedad Pública - Apropiación Social del Conocimiento. Propiedad Pública - Apropiación Social del Conocimiento. Propiedad Pública - Apropiación Social del Conocimiento. Propiedad Pública - Apropiación Social del Conocimiento. Propiedad Pública - Apropiación Social del Conocimiento. Propiedad Pública - Apropiación Social del Conocimiento. Propiedad Pública - Apropiación Social del Conocimiento. Propiedad Pública - Apropiación Social del Conocimiento. Propiedad Pública - Apropiación Social del Conocimiento. Propiedad Pública - Apropiación Social del Conocimiento. Propiedad Pública - Apropiación Social del Conocimiento. Propiedad Pública - Apropiación Social del Conocimiento. Propiedad Pública - Apropiación Social del Conocimiento. Propiedad Pública - Apropiación Social del Conocimiento. Propiedad Pública - Apropiación Social del Conocimiento. Propiedad Pública - Apropiación Social del Conocimiento. Propiedad Pública - Apropiación Social del Conocimiento. Propiedad Pública - Apropiación Social del Conocimiento. Propiedad Pública - Apropiación Social del Conocimiento. Propiedad Pública - Apropiación Social del Conocimiento. Propiedad Pública - Apropiación Social del Conocimiento


PEZ NICURO - UNIVERSIDAD LASALLISTA









Introducción


Este trabajo se refiere a las experiencias para incorporar al confinamiento una especie silvestre, el nicuro (Pimelodus blochii, Valenciennes 1840), y plantea estrategias para montajes reproductivos que puedan ser exitosos, dependiendo de la aplicación de ciertos procedimientos. Se pretende establecer una línea de producción que persigue varios fines: disminuir la presión de captura a la que está sometida esta especie en el medio natural, teniendo en cuenta que es la segunda después del bocachico en ser extraída del medio (sector del Magdalena Medio); presentar una alternativa de diversificación para la cadena piscícola antioqueña, que en la actualidad basa su producción en tres especies, dos de ellas exóticas, y asegurar un producto básico de la alimentación de la zona de influencia, en la medida en que esta especie representa más del 65% de la fuente alimenticia para los pescadores artesanales y sus núcleos familiares.


Aspectos generales de los bagres (silúridos)

 

Los peces del orden siluriforme (bagres) son uno de los grupos más distintivos entre los peces óseos. Su diversidad ha producido 31 familias y aproximadamente 2.600 especies, de las cuales 13 familias y el 64% de las especies se encuentran en Suramérica. Su característica principal es la ausencia de escamas y la presencia de barbillas, por lo cual se les conoce también como peces gato; otras características de este grupo son poseer ojos pequeños y cabeza aplanada y, por lo general, presentar la primera espina dura en las aletas pectorales y en la aleta dorsal, con glándula venenosa (Moyle y Cech 2004).


Biología del Nicuro


De amplia distribución, que abarca las cuencas más importantes de Colombia, las cuencas del Golfo de Paria (Brasil) y de los ríos Amazonas, Essequibo, Tocantis y Orinoco, el Pimelodus blochii ocupa el segundo lugar dentro de los desembarcos que se realizan en el río Magdalena como actividad de pesquerías de tipo artesanal; en efecto, su pesca llegó al 9% de un total de 4.833.575 kg para el último trimestre del año 2011 (Boletín del Sistema de Información de Pesca y Acuicultura, octubre de 2011, p. 14). Es una especie migratoria de hábitos alimenticios omnívoros, gregaria, y es común encontrarla bajo troncos en el fondo de los ambientes acuáticos. Es de color gris plateado, aunque las tonalidades pueden cambiar a un color entre verde y amarillo, y tiene una aleta dorsal con espina aserrada en el borde posterior y aletas pectorales provistas con espinas punzantes, segunda aleta dorsal de grasa y tres pares de barbicelos (barbas). La época reproductiva arranca desde marzo hasta octubre, marcada en mayo, y en cautiverio puede presentar otro pico reproductivo en octubre. No existe diferencia aparente entre machos y hembras, pero en época reproductiva las hembras presentan el abdomen abultado, la papila urogenital enrojecida y dilatada y con mucha vascularización en la región abdominal; el testículo es en forma de racimo de plátano, lo que complica la extracción de semen para los eventos reproductivos. Tanto el macho como la hembra hacen sonidos guturales (ronquidos) en el momento de la manipulación.

 

Conformación del plantel de reproductores y adaptación al confinamiento

 

El lote de reproductores fue capturado en el río Magdalena, en el sector de influencia de Puerto Berrío (Antioquia, Colombia), utilizando los siguientes elementos como aparejos de pesca: atarraya (chile), chinchorro y trampas con cebo a base de vísceras y chontaduro. Para la selección se tuvieron en cuenta ejemplares con tallas superiores a los 15 cm y que no presentaran heridas, laceraciones o algún signo de enfermedad; estos ejemplares tuvieron un tratamiento preventivo con sal al 2%, en baños cortos de aproximadamente 2 minutos, antes de ser empacados en bolsas plásticas con capacidad para 20 litros. Se empacaron hasta cuatro ejemplares por bolsa, se llenaron con tres partes de oxígeno puro y una de agua. Luego fueron depositados en un recipiente de 1000 l, que llevaba también oxigenación permanente, para ser transportados vía terrestre hacia la estación piscícola de San José del Nus de la Universidad de Antioquia.

 

Una vez en la estación, se dispusieron en una pileta de 3 m3, donde se realizó un nuevo baño con sal al 5%. Se organizaron tres ambientes para la recepción final: dos estanques de 40 m2, con bordes en cemento y fondo arenoso, uno de ellos cubierto con malla polisombra al 60% y el otro cubierto con hojas de palma y residuos vegetales, ambos con recambio permanente, y un estanque en tierra de 350 m2. La densidad que se manejó en todos los contenedores fue de 300 gr de reproductor por metro cuadrado. El mejor fue el estanque en tierra, donde los peces no se enfermaron, hubo menor mortalidad y, en general, donde los peces mostraron mayor bienestar, lo cual se vio reflejado en su condición corporal.

 

Para las actividades de adaptación y amansamiento se utilizó la estrategia de pescas continuas, al inicio cada quince días y luego cada ocho días, solo llevando el lote hacia los rincones y apretando. Después se hacían las faenas completas, es decir, levantando el seno del chinchorro y haciendo manoseo a mano desnuda. Para este manoseo se debe tener precaución en el manejo de cada espécimen, colocando los dedos corazón e índice en medio de las aletas pectorales de manera firme, debido a que su primer radio es duro, aserrado y con toxinas que pueden producir heridas dolorosas. Además de estas estrategias, se acompañó el lote de reproductores con otras especies como tilapia y cachama blanca, buscando docilidad y acostumbramiento al concentrado.

 

Para el cuidado general del plantel, es importante que la temperatura del agua del estanque no sea inferior a los 23° C, pues por debajo de esta temperatura se puede presentar la enfermedad del punto blanco, caracterizada por nódulos en toda la piel y las branquias, lo cual causa alto porcentaje de mortalidad (Possebon, et al. 2004). En caso de presentarse este inconveniente, el tratamiento es realizar baños por 40 minutos con formalina en una proporción de 25 mg por litro, con aireación permanente por tres días.

 

Prácticas de alimentación

 

De todos los factores ambientales que afectan la vida de los peces, la alimentación es el más decisivo en todas las etapas fisiológicas, incluyendo la fase reproductiva; los nutrientes aportados por los alimentos definen la calidad de las células sexuales masculinas y femeninas (espermatozoides y ovocitos), lo que a su vez también afecta la calidad y sobrevivencia de la progenie.


En medio natural, los nicuros son peces que prefieren la proteína de origen animal, por lo que consumen insectos, pequeños crustáceos y, en su fase adulta, desperdicios de todo tipo, principalmente orgánicos. Sin embargo, son considerados omnívoros oportunistas debido a que también consumen algunos frutos y semillas (López-Casas y Jiménez-Segura, 2007).


Varias fueron las estrategias que se probaron para lograr que el plantel de reproductores aceptara dieta seca. La primera fue ofrecerles guppys vivos (Poecilia spp), práctica que no funcionó. Otra fue suministrarles alimento concentrado, y realmente no se pudo determinar si estaban consumiendo o no. En el momento en que se tuvieron en cuenta aspectos de su biología básica y algunas consideraciones de los pescadores, se decidió usar vísceras de tilapia que resultaban de las actividades de sacrificio en la estación (estas corresponden aproximadamente a un 15% (50 g) de las pérdidas por evisceración por tilapia de 350 g); estas vísceras se hierven por 5 minutos con el fin de eliminar bacterias, hongos y otros organismos que pueden causar enfermedades, además de permitir mayor desengrase.


Es muy importante que las raciones no queden con altos contenidos de grasa porque pueden perjudicar el desempeño reproductivo al acumular grasa abdominal, disminuyendo el espacio para los ovarios e impidiendo que las hormonas reproductivas funcionen correctamente.


Luego de hervidas y desengrasadas, las vísceras se escurren para disminuir la cantidad de agua y se pueden congelar, o bien mezclar con un alimento concentrado del 35% de proteína, en iguales proporciones, y se pasan por un molino tres o cuatro veces, hasta obtener una textura similar a la plastilina; esto permite que cuando el alimento se sumerja en el agua quede parcialmente impermeable y retenga los nutrientes por mayor tiempo. La estrategia que se emplea para determinar el consumo consiste en hacer masas amarradas con hilo, para estar revisando si los peces consumían o no el alimento preparado.


A este alimento se le realizó el análisis de composición nutricional, cuyos resultados se muestran en la tabla 1. Luego de fabricar el alimento se debe congelar hasta el momento de su utilización, debido a que se descompone fácilmente. Lo más adecuado es producir el alimento por semana para asegurar su calidad.


Tabla 1. Composición nutricional de un alimento elaborado a partir de 50% de vísceras desengrasadas de tilapia y 50% de alimento concentrado del 35% de proteína bruta.




Carbohidratos = 100 – nutrientes.

Los nicuros se deben alimentar al caer la tarde, en vista de sus hábitos alimenticios principalmente nocturnos; mientras se acostumbran a la dieta seca, se recomienda hacerlo una vez por día. Para calcular la cantidad de alimento a ofrecer, se determina el peso total de los peces del estanque con el siguiente procedimiento: pescar 10 ejemplares; si su peso total es de 2.000 gr, el peso individual promedio sería de 200 gr. Como la población total del estanque para el caso son 1.200 reproductores, el peso total de la población sería de 240 kg, que resultan de multiplicar el número total de animales por el peso individual. Para obtener la cantidad de alimento a suministrar diariamente, la biomasa obtenida se multiplica por una tasa del 2,5% (promedio para alimentar reproductores de otras especies), que para el ejemplo sería seis kilogramos por día (240 kg x 2,5%).

 

CARACTERÍSTICAS PARA LOS MONTAJES REPRODUCTIVOS


Generalidades

 

Al igual que la mayoría de las especies reofílicas, que para madurar responden a estímulos medioambientales (como los regímenes de lluvias), el Nicuro también reconoce este tipo de estímulos, y una de las señales particulares que indican los picos de madurez son las características externas, sobre todo en la hembra, al presentar abdomen abultado y papila enrojecida, que con una leve presión muestra los ovocitos. El macho aparentemente no responde al masaje abdominal, pero se debe señalar que la expulsión de semen es poco abundante y, por lo general, no es lechoso como el de otros bagres (como el rayado Pseudoplatystoma); es turbio y presenta una leve viscosidad. Se puede afirmar, por el seguimiento realizado dentro del proyecto, que la especie es capaz de madurar en confinamiento, presentando dos picos reproductivos, durante los meses de abril a mayo y octubre a noviembre.

 

Montajes reproductivos


Las pescas deben hacerse en horas tempranas de la mañana (entre 7 y 8 a.m.), con el fin de evitar estrés por radiación solar, y seleccionar del lote la cantidad de hembras y machos a escoger por sus características externas para aplicar los diferentes protocolos hormonales. Una vez escogidos, a las hembras se les toma una muestra de ovocitos (biopsia ovárica), utilizando una sonda (naso-faríngea pediátrica No. 6) e introduciéndola por la papila urogenital.


La muestra se coloca en una caja de vidrio, se utiliza solución blanqueadora (líquido de Serra) y se observa en microscopio, con el fin de determinar la posición del núcleo y así asegurar la elección de la hembra. Como parámetro de elección se escogen porcentajes de migración del núcleo no inferiores al 50%. Después de este proceso, los reproductores escogidos se pesan y se miden para llenar los registros reproductivos y determinar las cantidades de hormona a utilizar.


Todos los montajes se realizaron en un sistema donde el agua recircula y no se desperdicia, debido a las ventajas que ofrece por su facilidad de manejo y cuidado de los reproductores; cada hembra marcada era dispuesta en un contenedor de plástico de 80 litros de volumen efectivo con recambio permanente, el cual mantenía las condiciones de calidad de agua dentro del confort para la especie; los machos eran colocados por lotes en otros contenedores del sistema y se juntaban con las hembras solo después de la última dosis en una proporción de 3 machos por 1 hembra.


Se utilizaron dos tipos de sustancias hormonales con respuestas favorables: Ovaprim (GnRHa) y Extracto de Pituitaria de Carpa (EPC), pero se decidió trabajar con EPC, por su mayor efectividad y regularidad a la hora de establecer el tiempo que transcurre entre la última dosis y la ovulación; su aplicación en ambos casos se hizo en la base de la aleta dorsal con jeringa de insulina.


La tabla 2 indica los protocolos utilizados para los diferentes montajes y los resultados de los parámetros reproductivos establecidos para la especie. La dosificación de EPC para las hembras fue del 10% del total en la primera vez y el 90% a las 12 horas después de la primera dosis.


Para los machos la aplicación de la hormona EPC comenzaba seis horas antes que para las hembras, aplicando el 10% del total. La segunda dosis (coincidiendo con la primera para las hembras) era de un 20% y la dosis final (con la última de las hembras) correspondía al 70%.


Tabla 2. Principales parámetros reproductivos y protocolos hormonales utilizados para el Nicuro.




Todos los desoves se realizaron en seco, por masaje abdominal en sentido cráneo-caudal tanto en hembras como en machos; como en los machos normalmente no se obtiene una cantidad considerable de semen, se debe utilizar la sonda, la cual debe ser colocada en la papila del ejemplar para absorber cuidadosamente el fluido que sale con el masaje. Los productos sexuales de los ejemplares se reciben en recipientes de plástico o icopor, donde se realiza la seminación, que consiste en mezclar delicadamente el semen con los ovocitos. La fertilización se realiza en el mismo recipiente de la seminación, en el momento en que se agrega agua; se hacen unas tres o cuatro lavadas con agua de las incubadoras y se dispone a incubar. Se utilizaron tres tipos de incubadoras: incubadora de flujo ascendente (Woynarovich), el contenedor del sistema de recirculación y la incubadora MacDonald; por los resultados obtenidos, los últimos montajes se hicieron con la tercera.

 

Desarrollo embrionario

 

Estudiar el desarrollo embrionario sirve para identificar cronológicamente los cambios en la estructura del cuerpo que llevan a la formación de un nuevo individuo (Sato, 1999), lo cual permite establecer técnicas adecuadas y ajustes a los protocolos para un manejo eficiente durante las fases críticas del desarrollo en incubación y la larvicultura.


Una vez pasa la eclosión, las larvas presentan movimientos lentos y se disponen en el fondo del contenedor donde se haya realizado la incubación; hacia las 36 HPF las larvas están plenamente desarrolladas, incluso con sus barbicelos característicos y con nado horizontal.

 

ASPECTOS GENERALES DE LARVICULTURA EN EL SISTEMA DE RECIRCULACIÓN

 

El éxito del cultivo de peces, y en general de la producción acuícola, depende esencialmente de la comprensión del acuicultor sobre los sistemas de producción empleados y de las etapas de desarrollo de cada especie. De esta manera se puede afirmar que la fase de larvicultura es la etapa crucial en un sistema de producción de alevinos y, evidentemente, a medida que se avanza en su comprensión, se desarrollan a la par tecnologías más sofisticadas, que deben ser bien comprendidas antes de iniciarse el cultivo. En este sentido, los sistemas productivos en acuicultura tienden a intensificar la producción y ser, al mismo tiempo, amigables con el medio ambiente, de ahí que los sistemas de recirculación en acuicultura proporcionan un medio de cultivo constante y monitoreable, con pocas y pequeñas variaciones (David-Ruales y Castañeda 2010).


Dentro del desarrollo del proyecto se diseñó un sistema de recirculación (SR) para adelantar especialmente la fase de larvicultura, compuesto de contenedores plásticos, dos filtros para sólidos, dos biofiltros, un esterilizador UV, un reservorio principal, una electrobomba y un tanque auxiliar para distribuir el agua por gravedad a los contenedores. Este sistema permitió controlar y mantener los parámetros de calidad de agua adecuados para la especie. El sistema probó ser efectivo para todas las especies con las que se estandarizaron protocolos de alimentación y cambio de dietas, desde el alimento vivo, la dieta húmeda hasta la dieta seca, de modo que se obtuvieron sobrevivencias promedio hasta alevinos superiores al 75%.


Para larvas de Nicuro, se decidió utilizar otra estrategia en vista de su tamaño y fragilidad (inferior a las 3000 micras, µ), para lo cual, alrededor de las 20 HPF se trasladaban a acuarios con una altura de la columna de agua no superior a los 10 cm y aireación constante. Se hizo necesario, con una antelación de 15 días, poner a madurar agua en un estanque de 4 m3, al cual se le agregó estiércol de bovino seco en una proporción de 2,5 kilogramos por m3 y se repitió el abonamiento a los ocho días, con la misma proporción; esta agua era tamizada a menos de 200 µ y se disponía en el acuario para garantizar el alimento a las larvas. A los tres días después de la eclosión se deben comenzar a incluir pequeños camarones en la dieta. Como detalle, el acuario se debe cubrir con polisombra o plástico negro para evitar la radiación solar, dado que las larvas de los bagres presentan poca tolerancia a la luz.


La tabla 1 indica el protocolo a seguir para el proceso de larvicultura y la transición a dieta seca, que es, en esencia, concentrado molido del 35% de proteína bruta y que se extiende al menos por 20 días; de esta manera se garantiza tener alevinos acostumbrados a la dieta seca. El porcentaje de sobrevivencia hasta esta fase es bajo: alrededor del 2%. En vista del pequeño tamaño de la boca de las larvas, se hace necesario crear un laboratorio de alimento vivo que pueda suplir las necesidades en esta etapa. Por lo tanto, mientras no se ajuste el protocolo de alimentación, los costos para la producción de Nicuro son elevados, pero como el sistema sirve para otras especies, incrementar la sobrevivencia en la obtención de alevinos compensa la inversión en este tipo de sistemas.

 

CONCLUSIONES Y PERSPECTIVAS

 

Se puede inferir que el proceso de adaptación del Nicuro al confinamiento es exitoso, en la medida en que durante el tiempo de ejecución del proyecto se pudo constatar y registrar que el lote de reproductores se adapta a la dieta seca y es capaz de madurar conforme a los picos reproductivos en medio natural; además responde a los inductores hormonales que se utilizan generalmente de manera eficiente. Cabe anotar que la larvicultura, incluso extremando su cuidado, está aún por desarrollarse, principalmente en la primera alimentación, en vista del tamaño de la larva y, por supuesto, de la apertura bucal (inferior a las 200 µ). Estudios posteriores deberán desarrollarse en este campo para poder incrementar el porcentaje de sobrevivencia hasta la obtención de alevinos.

 




Volver arriba